© Saris & den Engelsman

NIDO

NIDO. Rizoma 2016
COMPAÑÍA SHARON FRIDMAN
DOCUMENTAL  SOBRE “NIDO”

 

Nido / Rizoma 2016 from Compañía Sharon Fridman on Vimeo.

Rizoma explora el fenómeno del nacimiento, volviendo la atención a los procesos esenciales dados en la naturaleza, escuchando nuestro lugar más inmediato en ella, sin ánimo de control ni dominio, y basándonos en la utilización de herramientas naturales: cuerpos, voz, viento, luz solar…
Por ello se realiza al amanecer, dando la bienvenida al sol desde un nuevo lugar.

En Terschelling, Rizoma se realiza por primera vez en plena naturaleza, el lugar elegido es un Valle, punto de encuentro en el que confluyen múltiples caminos. Allí se encuentran el equipo de la compañía con 50 intérpretes y sus 50 caminos procedentes de múltiples lugares del mundo para vivir quince intensos días de creación,  también el paisaje arquitectónico diseñado por oficina 4play para habitar el lugar en complicidad con la naturaleza, y la composición sonora de Luis Miguel Cobo que trabaja con materiales de la isla y los fenómenos meteorológicos. Y especialmente un encuentro con el público, cada espectador tiene también un camino que recorrer, un color que aportar, una experiencia por vivir.

© Saris & den Engelsman

© Saris & den Engelsman

¿Qué es Rizoma?

RIZOMA es el proyecto de la compañía más comprometido con la expansión de la danza y su implicación en la sociedad.

A lo largo de estos últimos años hemos plantado Rizomas en diversos puntos del mundo (Paris, Cali, Rovereto, Bassano de Grapa) que por múltiples motivos necesitaban este proyecto, logrando generar una red viva, una nueva etapa en los participantes, un estímulo para acercarse a la propia naturaleza lejos de los ritmos neuróticos e individualistas contemporáneos.  Observamos cómo este proyecto se ha convertido en una plataforma de desarrollo artístico y personal, que genera enlaces fértiles entre los participantes.

Nos movemos en distintos planos: biológico, botánico- ecológico… las formas físicas que emergen en la composición son y nos recuerdan Naturaleza, nos construimos a través de herramientas ecológicas, procurando escuchar el sentido de la realidad natural, y encontrando nuestro lugar para existir desde el respeto y la comprensión. Como el rizoma, el tallo subterráneo, que cuando es roto o interrumpido puede recomenzar, puede reconstituirse desde cualquiera de sus líneas.

Un nacimiento filosófico y existencial, inspirado en nuestra realidad y relación con el universo, un brote de nuevas formas tras haber llegado al umbral de la inestabilidad, atravesando múltiples estratos y bifurcando desde otra consciencia.

Esta pieza puede nacer y conectarse en cualquier espacio, llenando los vacíos, creciendo como la hierba, entre y en medio de las cosas.

WEB_CiaSharonFridman_NidoRizoma_workprocess_fotoSarisdenEngelsman_6577-640x428
NIDO y el Valle

Rizoma was conceived to bring the “nature” to the places that had forgotten: chaotic and frenetic cities, asphalt floors, alienated and neurotic faces, dehumanized lives… but in Terschelling we feel that the island is the original source of Rizoma, like being in our own home, closer to our human nature, so our work here becomes a celebration, a meeting, rather than being a “reminder” or vindictive action. Esta es la razón por la que subtitulamos NIDO al proyecto, ya que supone una evolución en nuestro abordaje de “los paisajes humanos”, ahora en plena naturaleza, la que brinda la salvaje y hospitalaria isla de Terschelling.

Volvemos a la fuente de inspiración de este proyecto, a la lógica del caos que percibimos en los procesos naturales. Volvemos al NIDO.

Un valle será el punto de encuentro atravesado por múltiples caminos. Un valle que no hace mucho tiempo vio cómo sus árboles fueron cortados por decisiones paisajistas.

Los intérpretes, los espectadores y la naturaleza son los tres elementos de esta confluencia de caminos, generando un nido composicional.

© Saris & den Engelsman

© Saris & den Engelsman


El proceso de creación

El trabajo con el cuerpo y la presencia son los focos principales de exploración con los intérpretes, invitados a pasar una experiencia de quince días de creación en la isla junto a la compañía.

El contact es la filosofía y el lenguaje, la vía para entrar en el movimiento desde la necesidad y la honestidad.

50 interpretes procedentes de diversos países, Italia, España, Alemania, Israel, Bélgica, Holanda, Francia, etc., compartiendo un mismo motor, una misma necesidad, recorrer el propio camino.

De ellos, de su consciencia y su implicación, vendrán los materiales esenciales para la construcción del Nido.

Oerol_Nido_SharonFridman120-2-667x1000
Composición ecológica

Rizoma se concibe como una performance ecológica que rechaza el uso de cables, electricidad, etc. y que parte de herramientas naturales como son los cuerpos, la voz, la luz natural, el viento, la lluvia…

En esta ocasión, 4 play arquitectura,  construirá los paisajes del público junto a constructores de la isla, respetando las cualidades del valle, generando un asentamiento natural, utilizando para ello materiales orgánicos de la misma isla. Habitando el lugar sin invadirlo.

Luis Miguel Cobo, compositor, creará los espacios sonoros a partir de elementos naturales de la misma isla, teniendo a las condiciones metereológicas como aliadas para generar posibles paisajes sonoros.

El vestuario procederá de la experiencia de los intérpretes en el mismo valle. Queremos que las prendas sean tratadas por el terreno, que adquieran los colores y las texturas que el valle irá definiendo en las vivencias de los intérpretes durante el proceso de creación.

La lluvia, el viento, el sol… los fenómenos climáticos tendrán especial protagonismo determinando acciones específicas en los intérpretes.

The Sun is a key element, hence Rizoma happens during sunrise, is an ode to birth, to the beginnings, to the need to rebuild after the crisis.

WEB_OEROL2016_Compa+¦iaSharonFridman_NIDORizoma_fotoSarisdenEngelsman_0362

El público

En esta experiencia, cada espectador forma parte de la composición teniendo la oportunidad de trazar su propio camino, en búsqueda de su lugar en ese gran punto de encuentro. Todos formamos un gran organismo que habita en el valle por unos instantes.

El público estará distribuido por el valle formando un paisaje, siendo cómplice de los 50 caminos de los intérpretes y sus “llamadas colectivas”.  Invitamos al espectador a pintar el valle con su propio color. ¡Invitamos a todos los colores!

 

Trailer NIDO from Compañía Sharon Fridman on Vimeo.