DSC_0013-copia-1024x685 1

Día Festivo

El Desamparo, la Enajenación y la Dependencia se reúnen para celebrar un día festivo.
¿Podrán disfrutar en algún momento de este encuentro? ¿Bailarán agarrados? ¿Soplarán velas?
Cada día tenemos la suerte de decidir abrir las puertas del cielo o las puertas del infierno.
(*) Rogamos al público asistente que acuda con sus propios personajes.

La negación del sufrimiento es un obstáculo para la paz. Investigamos los cauces caóticos por los que transcurre la existencia humana y la lucha obcecada del individuo, presa de su programación, por controlar sus circunstancias y así poner fin a la incertidumbre. Ingeniamos infinidad de ficciones para evitar el sufrimiento y velar la búsqueda del sentido de nuestra existencia. La responsabilidad empieza por percibir las máscaras cotidianas, tomar distancia de ellas, y atreverse a comprender el origen de sus moldes. La batalla en la que participamos día tras día nos ubica en una neblina de apariencias, en la que suelen fortalecerse la dispersión, el desamparo, la confusión y la ausencia.

Esta celebración artística forma parte de un proyecto de investigación llamado “La Paz os Doy”, que iniciamos en el 2010 con el propósito de aplicar al ámbito escénico teorías y herramientas procedentes de la psicología del caos, reconociendo en la tradición teatral vórtices afines a esta perspectiva.

“Día festivo” supone la primera presentación de este proceso. En esta celebración exploramos cómo los personajes se constituyen por patrones o fractales, y cómo circulan recurrentemente por rutas negativas, saltando de patrón en patrón, hasta que, una vez transitado un proceso caótico, logran “bifurcar” y dejar atrás aspectos que impedían su evolución.

Desde la perspectiva en la que trabajamos los personajes son un conjunto de “patrones negativos” que conforman una “ruta negativa”. Uno de esos patrones es llamado el “núcleo atractor” que viene a ser el centro del personaje, el rasgo más definitorio. Ante la infinidad de sucesos posibles sólo ocurre aquello que puede entrar por la ruta del personaje, es decir no descubre más territorio que el dispuesto en el mapa.

Concebimos los patrones como unidades elementales que implican una carga energética, un pensar, una emocionalidad y una manifestación corporal. Estos patrones dirigen la vida del personaje, son el filtro de su mirar y de su acción, se repiten a lo largo de su historia, y en muchas ocasiones son totalmente inconscientes. Ante un suceso determinado los personajes reaccionan distintamente en función del patrón en el que estén instalados.
Cada intérprete trabaja con uno de los siguientes patrones como “núcleo atractor”: el desamparo, la enajenación y la dependencia. En torno a estos núcleos orbitan más patrones.

La metodología de construcción de personajes procede del paradigma de la psicología del caos, en la cual el acto interpretativo implica la materialización del patrón negativo y desde ese lugar generar la acción. Investigamos los estados no ordinarios de consciencia, la acción irreversible e intuitiva, el rito como vía de acceso a lo mítico, la memoria del cuerpo, y procesos autoperceptivos.

 Una fiesta es una situación con alta probabilidad de que suceda lo imprevisible. Pese a los protocolos festivos que marcan una linealidad, es bastante común encontrar en estas situaciones sorpresas, o rupturas de lo previsto. Suele bajar la inhibición, acrecentarse la espontaneidad… pero también emergen aspectos que configuran la sombra del individuo.

Un día festivo está al margen de los calendarios laborales, se encuentra fuera del “tiempo” al no estar computado… se convierte así en un “tiempo vacío”, improductivo e inexistente. Son días idóneos para entrar en crisis. La prevista celebración, al estar pautada, no solo carece de espontaneidad si no que suele ser un día crítico en el que lidiar con el sinsentido de una vida enajenada. Los personajes van transformando el vacío espacio escénico en el lugar apropiado para la celebración de un familiar día festivo.

La dramaturgia explora los vórtices que componen un proceso caótico-disipativo, en concreto al arco Sensibilidad-Inestabilidad-Bifurcación, atendiendo a los puntos de no retorno, los momentos en los que la irreversibilidad atraviesa la vida, estableciendo un antes y un después. Los sucesos se encajan con dificultad en la lógica lineal presentación-nudo-desenlace, son infinitas variables las que suelen influir en el desencadenamiento de un acontecimiento… nos acercamos a lo que acontece con ánimo de comprender el complejo caos.
En el cuerpo habitan los personajes con sus patrones y sus memorias. Trabajamos la desidentificación del cuerpo con el personaje a través de un proceso de disolución. Para ello transitamos experiencias primarias relacionadas con el tacto y con vibraciones espontáneas. Los personajes son capaces de disolverse en la medida que “se descargan” del propio cuerpo.
Pretendemos estimular en el espectador sus capacidades perceptivas. Teniendo en cuenta la estética de la recepción y la tradición del espectador apostamos por la “quietud”, por un espectador capaz de atravesar las turbulencias inestables hasta encontrar la calma . Se le invita a atender a su respiración y a los cambios emocionales, mentales y energéticos que suceden en él al tiempo que las formas en la escena están mutando. Una voz guía a través del protocolo festivo induciendo el estado de consciencia adecuado para su recepción.
Reconocemos como referentes la tradición teatral en la que los teatros sacros, y autores como Artaud, Grotowsky y Eugenio Barba vinculan las artes escénicas al encuentro con el Ser y el desarrollo de la consciencia. Vías de iniciación y exploración encaminadas a la emergencia del ser más allá de máscaras y corazas.

En el ámbito de la psicología, las aportaciones de Manuel Almendro y la psicología del caos, así como los movimientos críticos de la contrapsicología y las teorías de Jung son esenciales en nuestro trabajo.

 

Ficha Artística

Dramaturgia y dirección: Antonio Ramírez
Intérpretes: Laura Gil Diez, Enrique Coslado, Fátima Cué
Música: Haydn y Brahms
Escenografía, vestuario y utilería: Stabivo
Asesoría de iluminación: Pablo Pro y Sergio García
Grabación Voz en off: Desiderio Sánchez
Video y fotografía: Bárbara Domínguez y Ana Matey.
Duración: 40 min.aprox.

 

 

 

 

Presentaciones

2014 
I Festival Coreógrafos en Comunidad
20/Febrero/22:00h. Centro Conde Duque, Madrid
Espacio Labruc, Madrid
11,18,25/Enero/22:30h.
1/Febrero/22:30h.

2013
La Selecta, Buitrago de Lozoya, Madrid
27/Diciembre/22:00h.
Agenda Skylab 2013
19/Octubre/19:30h. Sala Mauro Muriedas, Torrelavega, Cantabria.
Nudo Teatro, Madrid
23/Junio/19h. y 20:15h.